Escribir Piropos


Dichosos los ojos


Dichosos los ojos que te ven y más feliz la mano que te toque.



Mi verano


Mi verano eres tu tu jardín
y tu costa tu corazón
y tu alama oasis
de un abrasante sol.



Pintar el alma


Debo ser un buen pintor porque llevo toda
mi vida pintando mi alma del color de tus ojos.



Protección de los ángeles


Anoche pedí a un ángel que te proteja,
mientras duermes. Pero regresó inmediatamente
y le pregunté por qué había vuelto; respondiendo:
los ángeles no necesitan que los protejan.



Perlas en el mar


No quiero perlas del mar,
ni perfumes de oriente,
solo quiero que tu amor,
dure para siempre.



Mi corazón te necesita


Mi corazón te necesita, mi alma te aclama,
pues siempre es difícil vivir sin quien se ama.



Me dejas morir de sed


Amor mío, no te da pena
verme padecer? Teniendo
agua en tus labios,
me dejas morir de sed.



El prisionero amado


Escucha mi dulce amado,
de la vida esto espero,
que tu corazón sea cárcel
para ser tu prisionero.



La sangre llega al corazón


Quisiera ser tu sangre para poder llegar a tu corazón.